Aplicaciones

La neuroestimulación NEAS puede aplicarse tanto para aliviar el dolor, mejorar el sueño, acelerar los procesos de rehabilitación como para el bienestar y rendimiento físico.

Alivio del dolor

La neuroestimulación NEAS ayuda a aliviar y modular el dolor de patologías o lesiones habituales como el dolor de espalda, hernia discal, lumbalgia, artrosis, artritis, etc. Los síntomas acaban afectando negativamente en muchos factores del organismo y en consecuencia reduciendo la calidad de vida.

Aplicando la neuroestimulación NEAS de manera regular y constante se consiguen aliviar las molestias gracias al efecto de los estímulos bioeléctricos de baja frecuencia y reduciendo los radicales eléctricos.

En casos de dolor agudo debido a esfuerzos físicos puntuales, la neuroestimulación NEAS también sirve para aliviar este tipo de molestias. En este caso, una breve aplicación de la terapia puede ser suficiente para generar órden y disminuir el dolor.

Prevención

La neuroestimulación NEAS no sólo es útil para aliviar el dolor sino que también juega un papel esencial como medida para prevenir y bloquear el inicio del mismo. En base al principio electrofisiológico, se consigue mayor vitalidad y salud general, mayor distensión, relajación muscular, aumento de la circulación, y mejora de nuestra calidad del sueño protegiéndonos ante el dolor y la enfermedad.

Mejora del sueño y descanso

La falta de sueño es un problema importante hoy en día debido al ritmo de vida, la alimentación, la contaminación, el estrés y las preocupaciones en el entorno laboral o familiar.

La falta de sueño tiene impactos altamente nocivos sobre la salud tanto física como mental, aumentando el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y depresión. Además, disminuye nuestra capacidad cognitiva, y nuestro rendimiento físico.

La neuroestimulación NEAS actúa a nivel cerebral regulando el sistema nervioso y aumentando las ondas Delta precursoras del sueño profundo, activando un sueño reparador.

La utilización constante de la neuroestimulación NEAS mejora la duración, la continuidad y la profundidad del sueño gracias al aumento de ondas Delta que se producen durante las fases de sueño profunfo. Por otro lado, el aumento de ondas Delta está directamente relacionado con la producción de Hormona de crecimiento, que afecta directamente a la regeneración de los tejidos, el descanso y la reparación de todo nuestro organismo.

Rehabilitación y fisioterapia

La neuroestimulación NEAS ayuda a mejorar los tiempos de recuperación en lesiones músculo-esqueléticas y tendinosas facilitando el apoyo a la fisioterapia y la rehabilitación.

Utilizada en las sesiones de tratamiento aumenta la movilidad y liberación del paciente, reduce el dolor y refuerza el efecto natural de la fisioterapia con lo que los resultados sobre el paciente se mejoran notablemente sesión a sesión consiguiendo reducir los tiempos de recuperación.

Bienestar físico y salud

Antiestrés y Relajación

Los retos diarios y profesionales generan tensión tanto física como mental generando activación de los mecanismos de alerta (lucha-huida) y estrés a nivel cerebral.

Esta situación se agrava cuando se mantiene en el tiempo, causando una gran tensión emocional y angustia mental que se manifiesta sobre todo en el trabajo diario.

Esto provoca una sensación de sentirse furioso y agobiado, desequilibrando el sistema nervioso autónomo en favor de la rama simpática (estrés negativo).

La neuroestimulación NEAS ayuda a contrarrestar el estrés negativo y nos facilita afrontar el día a día equilibrando el sistema nervioso autónomo de manera natural. Se ponen en marcha mecanismos de relajación que ayudan a disminuir el estrés, logrando un metabolismo eficiente y resistente.

Rejuvenecimiento

Gracias a la neuroestimulación NEAS y sus efectos de relajación y distensión muscular, la piel se relaja de forma natural, disminuyendo su tensión y provocando la atenuación de arrugas. Gracias a la mejora del sueño, mejora el aspecto físico general.

Puesta en forma

Para ponerse en forma necesitamos mantener hábitos de vida saludable que implican una buena alimentación, ejercicio físico y descanso adecuado. Entre otros factores, el metabolismo de cada persona constituye un factor de vital importancia en la influencia del peso y la puesta en forma.

La neuroestimulación NEAS favorece el buen funcionamiento del metabolismo, manteniendo sanas y vitales a las células. En consecuencia sus funciones energéticas frente al ejercicio y la combustión de grasas aumentan, ayudando a la pérdida de peso y grasa corporal.

Además, el aumento del flujo sanguíneo permite que se absorban mejor los nutrientes y aumente la vitalidad. Ambos efectos generan un aumento de la eficiencia metabólica gracias a la aplicación de la neuroestimulación NEAS.

Rendimiento deportivo y recuperación

Cada vez son más los deportistas profesionales y amateur que hacen uso de la neuroestimulación NEAS.

Sus efectos en el sistema nervioso repercuten directamente en el rendimiento deportivo y la recuperación de la fatiga.

Produce efectos sobre el tono muscular, en la oxigenación e incremento del riego sanguíneo, contribuyendo a la mejora del rendimiento físico y la recuperación de lesiones.

Así mismo, junto al alivio del dolor, la mejora del sueño profundo y sus efectos relajantes frente al estrés del entrenamiento, mejora la capacidad de recuperación del deportista. Factores que en definitiva contribuyen a la mejora del rendimiento, tanto físico como mental.

Calentamiento

La neuroestimulación NEAS se puede usar también para calentar antes de una actividad física o competición deportiva, ya que aumenta el riego sanguíneo y proporciona más energía.

Preparar el cuerpo para la actividad física o competición exige un tiempo de preparación, que con un calentamiento adecuado en cada sesión, se optimiza el buen funcionamiento de la musculatura y sistemas implicados en el esfuerzo. Gracias a la neuroestimulación NEAS se optimizan las condiciones musculares, la energía de nuestras células, la activación sanguínea y el aumento de ondas alpha; factores que favorecen el rendimiento físico y la prevención de lesiones.

Recuperación Post-Deporte/Regeneración

Los deportistas que exigen el máximo rendimiento a su cuerpo deben de cuidarlo al máximo y darle toda la ayuda posible para compensar y restaurar el desgaste físico de los entrenamientos.

Entrenamientos exigentes someten a la musculatura a una elevada tensión además de producir ácido láctico y toxinas que que se acumulan en el torrente sanguíneo y la musculatura.

La neuroestimulación NEAS garantiza la relajación de los músculos y favorece la circulación sanguínea mejorando la limpieza de toxinas producidas durante el esfuerzo. Todo este proceso garantiza una óptima regeneración del cuerpo y una recuperación de calidad.

Mejora del Rendimiento

La aplicación de la neuroestimulación NEAS estimula a las células para que mantengan la producción de energía, mecanismo fundamental para alcanzar un máximo rendimiento físico, tanto durante el esfuerzo como en la recuperación para reponer la energía gastada.

¿Qué es NEAS?

la Técnica NEAS consiste en la modulación del sistema nervioso autónomo aplicando...

Ver más

¿Cómo funciona?

Existen 5 principios Electrofisiológicos por los cuales la Neuroestimulación Neas tiene...

Ver más

Nosotros

En NEAS GLOBAL® somos fabricantes y creadores de una metodología única...

Ver más